Monday 23 de October del 2017
Revista EKA

Aproveche las ventajas de las compras en línea y evite que se conviertan en una pesadilla

Aproveche las ventajas de las compras en línea y evite que se conviertan en una pesadilla

El comercio electrónico es hoy en día una modalidad muy usual en que miles de personas alrededor del mundo aprovechan para realizar sus compras sin tener que salir de su casa, o recorrer grandes distancias para obtener el artículo deseando.

Pero es también la acción que están esperando los ladrones cibernéticos para cometer delitos que prometen convertir la compra de sus víctimas en una pesadilla.

Hacer las compras desde el computador personal –en la medida de lo posible-, y una red confiable y que de paso cuenten con las últimas actualizaciones de software, son las primeras recomendaciones que hace el Ingeniero Rafael Viaud, Profesor de UCenfotec.

Para Viaud aunque este tipo de adquisición de artículos o bienes es cada día más popular y gana más adeptos, las personas deben aprender a reconocer o interpretar señales que le podrían señalar que no está en la página confiable.

“No se debe entrar a los sitios usando enlaces que han llegado por correo/mensajes ni ventanas emergentes con anuncios. Siempre es mejor ingresar la dirección del sitio en el que se desea comprar directamente, algunos buscadores como Google avisan a sus usuarios si un sitio ha sido reportado como peligroso”; indica Viaud.

Como en cualquier compra cabe la posibilidad de una estafa, pero hay indicadores de seguridad que nos advierten que podemos seguir adelante con la compra o no:

  • Errores de ortografía o cambios en la dirección de la página visitada podrían ser alertar el acceso a una página comprometida.
  • Sitios que ofrezcan productos de marcas conocidas a precios muy bajos.  Si algo es demasiado bueno para ser cierto, es posible que sea un engaño. La página debe ser de un negocio conocido.  Además asegúrese que el sitio utiliza mecanismos de seguridad para proteger la información y garantizar su autenticidad.  Esto se logra al usar “https://“ en el campo de dirección, y los navegadores tienen mecanismos visuales para mostrar que se está usando este protocolo seguro, normalmente con el icono de un candado cerrado y colores en la barra de dirección.
  • Revise que el sitio tenga un teléfono al que pueda llamar y una dirección física.
  • Infórmese de las condiciones de compra, entrega y devolución de la propia página e imprima y guarde una copia de la compra que realizó.

Autor

Enrique Rivas Leyva

Periodista. Asesor de comunicación para distintas marcas, tanto a nivel nacional como regional, desarrollando estrategias y contenido editorial, relaciones públicas, comunicación política, marketing y social media. Editor de Contenido Digital de la Revista EKA.

¡Deja una respuesta!

Google+