Costa RicaNoticias“El miedo para hacerse emprendedor sí existe”

“El miedo para hacerse emprendedor sí existe” ¿Se imagina llegar a un lugar donde usted prefiere apreciar postres en vez de comérselos? O más bien ¿que opinaría si le dicen que puede comerse un helado de vino o uno de tocineta en rollos? Esta fue la idea que tuvieron Adrián y Juan Ignacio Montero cuando decidieron abrir “Divino Pecado”. En palabras de ellos mismos, el lugar es la primer galería de postres del país y...

“El miedo para hacerse emprendedor sí existe”

¿Se imagina llegar a un lugar donde usted prefiere apreciar postres en vez de comérselos? O más bien ¿que opinaría si le dicen que puede comerse un helado de vino o uno de tocineta en rollos?

Esta fue la idea que tuvieron Adrián y Juan Ignacio Montero cuando decidieron abrir “Divino Pecado”. En palabras de ellos mismos, el lugar es la primer galería de postres del país y  buscan darle un toque de glamour  a las opciones gastronómicas. Lo más importante: sí se pueden comer.

“Mi hermano y yo somos ingenieros, y además él es chef, por lo que asumimos el reto de crear esta empresa para traer nuevas tendencias gastronómicas a Costa Rica e incursionar en el mundo del helado tailandés, la chocolatería y los postres. Somos dulceros por lo que deseamos captar un público que se atreva a probar cosas distintas”, explicó Adrián Montero.

“Divino Pecado”, ubicado en el Centro Comercial Vía San Juan en Curridabat, tiene como objetivo que sus clientes pequen por algo que vale la pena. Todo el proyecto empezó a gestarse en octubre de 2016 pero fue hasta el 8 de mayo de este año que se materializó todo y abrieron puertas al público.

“El miedo para hacerse emprendedor sí existe, uno se encuentra con muchas dificultades en la calle para poder llevar a cabo un proyecto, empezando por el financiamiento del mismo. Lo que queremos es retar el paladar de la gente, ya que no son propuestas tradicionales. Cada 6 meses sacaremos colecciones específicas de cada producto y ofreceremos novedades”, explicó Adrián, quien se desempeñó por años como Ingeniero Electrónico en una importante multinacional.

Entre los productos que ofrecen están los macarons, de sabores como queso crema y arándanos; banano y caramelo: manzana y canela y chocolate, así como postres  que incluyen queque de zanahoria; moka; cheesecake con cobertura de espejo; tarta de limón; brownie con mousse de chocolate; y sus famosos helados tailandeses con sabores de melocotón-menta-arándano; vino tinto y uva negra; tocineta con miel de maple; tiramisú; brownie con nutella, entre otros.

El local está concebido como una galería de arte por lo que tiene vitrinas con alta visibilidad las cuales le dan el protagonismo especial a cada postre. El objetivo de diferenciación fue tal que tomaron la decisión de comprar moldes italianos y trabajar con chocolate belga para darle un toque premium a la marca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Enrique Rivas Leyva

Periodista. Asesor de comunicación para distintas marcas, tanto a nivel nacional como regional, desarrollando estrategias y contenido editorial, relaciones públicas, comunicación política, marketing y social media. Editor de Contenido Digital de la Revista EKA.

3 comments

  • Francisco Castro

    11 julio, 2017 at 10:42 am

    He probado todos los sabores y no he podido decidir cuál es mi favorito . Vale la pena el pecado

    Reply

  • Marianela Gonzalez

    11 julio, 2017 at 2:54 pm

    He probado varios helados, y todos me han gustado. El queque de moka recomendadisimo. Los felicito chicos, a seguir adelante!!!

    Reply

  • Sebastian ulate

    11 julio, 2017 at 10:56 pm

    He probado casi todos los sabores, y todos me han encantado, la atención súper buena, definitivamente recomendado, y si dicen que muy exagerado diciendo esto, vayan y dejemos que los helados hablen!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.