EconomíaNotas GlobalesGastos hormiga: enemigos de la economía saludable

Los gastos hormiga son compras de pequeños artículos que no se tienen contemplados, por ejemplo una bebida, un bocadillo, o pequeñas compras impulsivas de artículos que no se necesitan. Estos pagos en productos o servicios innecesarios parecen no afectar el presupuesto; sin embargo, pueden sumar un monto mayor a lo que se espera. Luis Mastroeni, gerente de Sostenibilidad de BAC CREDOMATIC, comparte los siguientes consejos para identificar estos gastos y reducirlos. Analice. En muchas ocasiones...
Heilyn Gomez4 semanas ago10884 min

Los gastos hormiga son compras de pequeños artículos que no se tienen contemplados, por ejemplo una bebida, un bocadillo, o pequeñas compras impulsivas de artículos que no se necesitan. Estos pagos en productos o servicios innecesarios parecen no afectar el presupuesto; sin embargo, pueden sumar un monto mayor a lo que se espera.

Luis Mastroeni, gerente de Sostenibilidad de BAC CREDOMATIC, comparte los siguientes consejos para identificar estos gastos y reducirlos.

Analice. En muchas ocasiones las personas no son realmente consientes de a dónde se va su dinero, para evitar esto es importante que anote sus gastos para que los pueda controlar y eventualmente disminuirlos.

Priorice y planifique su ahorro. Una vez que conoce sus gastos puede planificar cuánto puede ahorrar, organizar su presupuesto y designar un monto para salidas, comidas fuera de casa y antojos. Los expertos recomiendan ahorrar al menos el 10% de sus ingresos y relacionarlo al cumplimiento de una meta. Puede aprovechar herramientas como el ahorro programado de BAC Credomatic.

Evite el dinero en efectivo. Es probable que cuando tenga dinero en efectivo lo gaste rápidamente en compras innecesarias (gastos hormiga), si evita sacarlo del cajero controlará mejor su gasto.

Vaya de compras con una lista. En las tiendas o supermercados es fácil distraerse de lo que se necesita. Compre con una lista y así adquiere lo necesario. Antes de comprar un artículo pregúntese si realmente lo necesita.

Lleve comida de la casa. Preparar comida en casa evita los gastos en restaurantes. Una vez a la semana tómese su tiempo para preparar almuerzos y así llevar lonchera al trabajo. De esta manera se reduce el monto en este rubro.

Prevenga comisiones innecesarias. Pagos no realizados a tiempo, cargos por utilizar un cajero automático de otra institución son algunos gastos que se pueden evitar. Revise y anote las fechas de pago de teléfonos, electricidad, agua, tarjetas, entre otros. Además, los días que necesité ir al cajero planifique su ruta.

 

Heilyn Gomez

Editora de contenido digital de la Revista EKA. Periodista. Asesora de comunicación y estudiante de derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: