EmpleoNegociosHaga un diagnóstico del éxito anual de su negocio en 5 pasos

Que un empresario autoevalúe el funcionamiento y los resultados de su negocio es vital para lograr el éxito en los negocios, ya que lo que no se mide no crece, y nada mejor que el cierre de cada año para realizar la evaluación general de los principales indicadores de las empresas con la intención de arrancar el próximo año de la mejor manera. De acuerdo con Ana Alfaro, mentora de emprendedores evaluar lo que funcionó...
Heilyn Gomez2 meses ago155011 min

Que un empresario autoevalúe el funcionamiento y los resultados de su negocio es vital para lograr el éxito en los negocios, ya que lo que no se mide no crece, y nada mejor que el cierre de cada año para realizar la evaluación general de los principales indicadores de las empresas con la intención de arrancar el próximo año de la mejor manera.

De acuerdo con Ana Alfaro, mentora de emprendedores evaluar lo que funcionó en el año que ya va terminando para replicarlo y fortalecerlo en el próximo año, así como lo que no funcionó para no volver a cometer esos errores y poder corregirlos, es vital en toda empresa.

“Tener esta información le permite al empresario poder tener un diagnóstico base para empezar el año 2020 con cimientos firmes que van a dar una orientación para no repetir los errores que se cometieron en el 2019”, comentó Alfaro.

Pero, ¿qué aspectos se deben tomar en cuenta para este autoanálisis a lo interno de las empresas? hay cinco aspectos claves a analizar:

1. Evaluar cuáles fueron mis objetivos y metas iniciales del año 2019 y medir si pude realizarlos o no. Es importante revisar el porcentaje de logro de cada objetivo y meta del año para saber si se cumplieron o no los objetivos. Si no se cumplieron se debe establecer qué fue lo que pasó para no lograrlo. Si no se plantearon objetivos a inicio de año, es clave para el 2020 definir objetivos, claros, medibles y con fechas establecidas.

2. Evaluar qué funcionó en la empresa. En este punto se debe analizar las estrategias que se establecieron y ejecutaron durante el año y determinar cuáles fueron las que generaron dieron mejores resultados y cuáles no funcionaron como se esperaba. Aveces los negocios cometen el error de que durante el año hicieron cosas muy bien, pero aunque generaron resultados, se dejan de hacer, por esto es importante saber qué funcionó realmente y darle continuidad a estas estrategias.

3. Evaluar qué no funcionó en la empresa. Saber esto permite que el empresario no vuelva a implementar estas estrategias o las pueda corregir para ajustar su funcionamiento. Muchas veces el empresario comete el mismo error no solo una vez, sino varias. Esta situación se evita conociendo de primera mano los errores cometidos y las estrategias que no funcionaron, así como lo motivos de esto. Si se cuenta con personal, involucrarlos en este punto es vital para conocer de primera mano qué fue lo que falló y corregirlo.

4. Evaluar cómo estamos hoy como empresa. Este conocimiento se debe dar desde diferentes puntos de vista como el Financiero, Recurso Humano, y Productividad. SI evaluamos cómo estamos hoy podemos tener un punto de partida para iniciar el próximo año a implementar formas en que se pueden mejorar y fortalecer.

5. Definir hacia dónde voy como empresa. Parte de la evaluación de toda empresa no debe ser solo lo que ha pasado, sino que se debe pensar hacia dónde quiero ir. Si no tengo claro hacia dónde voy no podré establecer las estrategias para que mi empresa avance, por esto hay que establecer, a partir de mi situación actual, qué quiero mejorar y lograr durante el próximo año.

Alfaro agregó que para realizar este análisis concienzudamente, se debe conocer también los principales indicadores de la empresa. La experta recomienda que para esto se debe analizar principalmente la consecución de los objetivos y metas que la empresa se auto-impuso a inicio del 2019.

“Por ejemplo, si mi objetivo de principio de año fue cerrar el 2019 con 10 nuevos clientes, pero al 31 de diciembre tengo solamente 4, eso indica que mi objetivo de captación de nuevos clientes no fue cumplido. Ante esto, debe analizar las circunstancias a nivel interno que impidieron que lograra conseguir los 10 nuevos clientes. Si yo como empresario no tengo objetivos y metas muy difícilmente voy a poder medir mis resultados”, señaló Alfaro.

La directora de You Pura Vida también señaló que un empresario puede medir si los resultados al cierre del año fueron positivos, si los indicadores para cada uno de ellos se cumplieron en un 90% como mínimo (Cabe resaltar que la meta siempre será cumplir el 100% o superarlas).

¿Qué hacer si los indicadores de mi empresa son negativos?

En caso de que los resultados de los indicadores finales sean negativos (menores al 90% del objetivo inicial) dándonos cuenta que no cumplimos las metas establecidas, Alfaro recomendó que lo primero que el empresario debe evaluar si estos objetivos y metas eran realistas, si se les asignó los recursos necesarios para lograrlos, y determinar qué parte del proceso fue la que no funcionó, por ejemplo, la etapa de planeación, el recurso humano, o la estrategia en sí.

“Siempre hay que evaluar todos los elementos, no quedarse solamente con uno. Nunca hay una sola razón por la que un objetivo o meta no se cumpla. En caso de que hayan indicadores negativos lo primero es responsabilizarnos, no hecharle la culpa a los demás, sino que buscar las formas en que se puedan corregir los aspectos que no funcionaron en la estrategia del negocio”, comentó Alfaro.

Tras realizar este análisis y establecer los puntos principales para iniciar el 2020 a nivel de empresa, la Directora de You Pura Vida resaltó que un complemento que se debe tener siempre es la mentalidad positiva por parte del empresario, ya que esta es la que principalmente pondrá las pautas de acción para enfrentar la coyuntura empresarial del 2020 y contagiará al resto de personal o personas involucradas en su negocio.

“La mentalidad y actitud positiva siempre son muy importantes, porque si paso quejándome del Gobierno, de las pocas oportunidades que aparecen, o de cualquier otra situación, lo único que voy a lograr es generar un ambiente negativo en mi negocio, que va a dificultar aún más poder crear mis propias oportunidades, observar y aprovechar cualquier coyuntura favorable que nos traiga el año 2020”, concluyó Alfaro.

Heilyn Gomez

Editora de contenido digital de la Revista EKA. Periodista. Asesora de comunicación y estudiante de derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: