BlogsMercadeo DigitalSEO: la exposición de su sitio en Internet

Cada vez que necesitamos alguna información, indiferentemente de lo que sea, no tenemos que ir a nuestra biblioteca local a buscar en enciclopedias para encontrar lo que buscamos. Por supuesto que no, esos tiempos ya pasaron y en su lugar tenemos un acceso casi ilimitado a cantidades monstruosas de información gracias a los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo! que devuelven los mejores resultados en una bandeja de plata y en segundos. Además...
Nuria Mesalles5 años ago8578 min

Cada vez que necesitamos alguna información, indiferentemente de lo que sea, no tenemos que ir a nuestra biblioteca local a buscar en enciclopedias para encontrar lo que buscamos. Por supuesto que no, esos tiempos ya pasaron y en su lugar tenemos un acceso casi ilimitado a cantidades monstruosas de información gracias a los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo! que devuelven los mejores resultados en una bandeja de plata y en segundos.

Además de devolver sitios web relacionados a su búsqueda, estos motores también se encargan de darle a estas páginas un ranking de acuerdo a varios factores en el contenido y código del sitio web y cuanta relación haya entre estos factores y los términos de búsqueda. Debido a esto se da una correlación positiva entre la similitud del término de búsqueda, el contenido y código de la página con la aparición de esta en los primeros resultados de la búsqueda.

Veamos unas cuantas estadísticas: según PointBlankSEO, más del 80% de los usuarios de Internet aclaran sus dudas con estos buscadores y hacen un total de más de 1.4 billones de búsquedas cada hora. Sin embargo, de todos los 2.4 billones de usuarios de Internet, el significante 75% de los usuarios jamás ingresan en el segundo link de los resultados de sus búsquedas. Es posible, entonces, entender la importancia que tiene el estar, si no de primero, entre los primeros resultados de las búsquedas debido al potencial de visitas que su página puede conseguir en estas posiciones.

La manera en que se consigue es mediante el SEO, cuyas siglas provienen del término en inglés Search Engine Optimization, que se traduce a “Optimización de Motores de Búsqueda”. La idea detrás del concepto es incrementar la visibilidad de un sitio o página web en los resultados de estos motores de manera “natural” u orgánica, o sea, sin pagar para anunciarlos.

Antes de entrar en el SEO por sí mismo, debemos comprender cómo funciona la búsqueda y obtención de los resultados. Cada buscador cuenta con sus propias arañas web, que son pequeños programas que buscan por todo Internet e indexan el tipo de contenido que tiene cada página. Al hacerse una búsqueda, los motores relacionan los términos de búsqueda con todo el contenido indexado y devuelven los sitios con mejor relevancia.

Para fines de mercadeo, el SEO puede ser una técnica que ceda gran cantidad de visitas que pueden convertirse en ingresos para su compañía. No obstante, para que estos esfuerzos sean exitosos se tiene que hacer un estudio riguroso de la audiencia meta para determinar detalles como: ¿qué se está buscando?, ¿cuál buscador se utiliza y cómo funciona? y ¿cuáles son los términos más usados en las búsquedas?

Una vez conozcamos esta información es momento para hacer cambios en el contenido del sitio web para que este contenga una mayor cantidad de palabras clave donde sea posible, incluyendo secciones como la dirección de la página web y el título de esta. Además de ajustar el contenido, también se pueden hacer modificaciones en el código del sitio para eliminar barreras que impidan que las arañas web indexen el contenido adecuadamente. Estos son algunos de los muchos cambios que pueden implementarse para conseguir que su sitio web incremente en el ranking de los motores de búsqueda de manera orgánica, siguiendo las normas éticas de dichos motores, cuyo proceso se denomina White Hat SEO o, bien, SEO de “Sombrero Blanco”.

Y como todo en la vida, tiene que existir lo negro para que exista lo blanco.

La manera antiética de obtener un SEO es siguiendo trucos de Black Hat SEO, o sea, SEO de “Sombrero Negro”. Estas técnicas para incrementar el ranking de un sitio web incluyen el uso de técnicas engañosas y mal vistas por los motores de búsqueda, entre ellas la implementación de los términos de búsqueda en el fondo de las páginas con el mismo color de este para que no sean visibles para los usuarios. Otra técnica es redirigir a las arañas web a una página diferente que a los usuarios adonde se encuentran los términos pero no el contenido que los usuarios buscan.

En el mundo digital de la actualidad, con un crecimiento exponencial de la cantidad de sitios web en Internet, se considera absolutamente vital la habilidad de los usuarios para encontrar su sitio web con la mayor facilidad posible sin tener que recurrir a las páginas del buscador que no sean la primera. Afortunadamente existe el SEO como herramienta de mercadeo y como guía para que su compañía sobresalga de las demás.

Nuria Mesalles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: