Estilo de VidaAsí logra la vestimenta ejecutiva adecuada

Verse bien, utilizar los colores correctos y la ropa adecuada, es importante a la hora de trasmitir una buena imagen ejecutiva. Precisamente por ello, la asesora en imagen, Luigina Campos, explica cuál es la clave para lograr proyectarse correctamente y lograr sacar provecho en todos los ámbitos posibles: “Vestir correctamente es la clave para poder proyectarme; es decir, si un producto es de alta calidad, debe venderse como eso. Debemos recordar que todo ingresa por...
Heilyn Gomez4 meses ago8 min

Verse bien, utilizar los colores correctos y la ropa adecuada, es importante a la hora de trasmitir una buena imagen ejecutiva.

Precisamente por ello, la asesora en imagen, Luigina Campos, explica cuál es la clave para lograr proyectarse correctamente y lograr sacar provecho en todos los ámbitos posibles:

“Vestir correctamente es la clave para poder proyectarme; es decir, si un producto es de alta calidad, debe venderse como eso. Debemos recordar que todo ingresa por los ojos y es imprescindible brindar una excelente primera impresión”, explica Campos.

Beneficios de vestir correctamente. Algunos de los principales beneficios que se logran cuando la persona viste correctamente son:

  • Seguridad.
  • Aumento de la credibilidad transmitida.
  • Mostrarse como una persona seria e interesada en el negocio.
  • Verse como una persona cuidadosa y evidenciar esmero en lo que hace.
  • Generar confianza en las personas.
  • Convertirse en una persona influyente.
  • Irradiar ser una persona exitosa.
  • Mostrar que tan profesional es.
  • Hablar de su profesionalismo sin decir una sola palabra.
  • Hacerse visible para los demás.
  • Reforzar su autoestima.
  • Confianza para hablar en público.
  • Entre otros.

Entonces; la pregunta de oro, es ¿Cómo debemos de vestir? La experta comenta que se debe de enfocar en el estímulo que se desea enviar, ya que la ropa comunica, y si la textura, color y forma no es el adecuado, esto puede afectarle. La primer recomendación para saber ¿qué elegir? es entender en el campo de trabajo que me desarrollo e investigar acerca de lo que la imagen ya está comunicando. Estos dos puntos son claves para saber si debo de vestir con colores más sobrios y clásicos, o si es permitido lograr incorporar ciertas texturas, estampados y colores.

¿Cuáles tonos son más apropiados? Todo depende de la industria, si trabajamos en publicidad podemos optar por colores más dinámicos que si trabajamos en auditoría por ejemplo. Y, aunque la regla es vestir de colores sobrios y no estridentes en esta industria, tampoco se trata de ir vestidos de negro totalmente, pues aunque la idea que el negro es elegante y profesional se ha mantenido por años, el exceso o abuso de este color podría crear barreras de comunicación.

En su lugar, se recomienda combinarlo con otros tonos que emitan estímulos correctos. Un ejemplo de ello es el azul oscuro ya que es apropiado para combinar con distintos tonos, porque transmite estabilidad, profesionalismo y tranquilidad. De igual manera, el blanco es una excelente opción, ya que transmite pureza y transparencia, y en el caso del verde, este es otro color que comunica efectos positivos como el equilibrio.

En el caso de colores un poco más fuertes como el vino y el borgoña, estos también pueden utilizarse y su combinación con blanco y azul pueden generar una combinación ideal. La clave está en escoger el color que junto a otros colores, su acorde cromático envíe una comunicación clara y acorde al mensaje que queremos comunicar.

“No se trata de limitarnos en cuanto al color sino más bien que las prendas tengan el corte requerido para los negocios, y que por supuesto haya sobriedad al combinarlos”, agrega.

¿Cómo deben de ser los zapatos? Los zapatos cerrados siempre serán más apropiados, y el color permite mayor equilibrio con el resto del outfit. Las plataformas exageradas, brillos o tacones muy altos no son la mejor opción.

Recomendaciones finales. Debemos de recordar que “el menos es más”;  por lo que, es importante cuidar no saturar el atuendo con demasiados accesorios, colores o complementos, y procurar que sólo uno de ellos sea el protagonista.

Tener en el guardarropa las prendas de fondo de armario es fundamental (básicas para combinar como camisa blanca o blazer azul) Asimismo, es radical tener esa pieza clave para actividades importantes. Si planificamos nuestro armario es más fácil escoger lo que nos vamos a poner y ganar tiempo para otras actividades propias del negocio.

Heilyn Gomez

Editora de contenido digital de la Revista EKA. Periodista. Asesora de comunicación y estudiante de derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: