EmpleoEstilo de VidaCambiar el FODA por el FARO ayuda a lograr metas organizacionales y personales

Para orientar las metas organizacionales y personales, la gran diferencia está en el lenguaje utilizado y lo que las palabras generan como posibilidad de acción. Es por ello que María Francia Utard, Master Coach Ontológica y fundadora en Costa Rica de Coaching Utard, propone un nuevo lenguaje para el análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) llamándolo: FARO (Fortalezas, Áreas de mejora, Retos y Oportunidades) “El lenguaje crea realidad por lo que no es lo...
Heilyn Gomez5 meses ago17276 min

Para orientar las metas organizacionales y personales, la gran diferencia está en el lenguaje utilizado y lo que las palabras generan como posibilidad de acción.

Es por ello que María Francia Utard, Master Coach Ontológica y fundadora en Costa Rica de Coaching Utard, propone un nuevo lenguaje para el análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) llamándolo: FARO (Fortalezas, Áreas de mejora, Retos y Oportunidades)

“El lenguaje crea realidad por lo que no es lo mismo hablar y escuchar sobre las debilidades que sobre el área de mejora, así como de amenazas en lugar de retos.  Áreas de mejora y retos, son palabras que estimulan a seguir adelante, que invitan a ver el lado posibilitador de cada una de las situaciones”, explica Utard.

Así, FARO es una propuesta que anima a una persona, un equipo u organización a actuar, a moverse con efectividad, a buscar oportunidades para proyectarse hacia el futuro.

“El lenguaje es acción y por ello tiene el poder transformador de generar nuevas realidades. De allí que decimos que el lenguaje es fuente de poder. Y al ser fuente de poder, el lenguaje o las palabras que se utiliza son también poder”, agrega la experta.

Además, FARO significa la luz que ilumina, que sirve de guía para el camino, que lleva al logro de los objetivos personales, organizacionales y de equipo.

“Al igual que un marino, las personas y los equipos se desvían constantemente de su camino por múltiples situaciones que se presentan en la vida cotidiana, como interrupciones, otras prioridades o urgencias.  Sin embargo, teniendo el FARO como meta, se logra volver al camino trazado y cumplir con los objetivos deseados. Como el marino, se llegará a buen puerto”, enfatiza Utard.

Una vez que se tiene claro a que FARO se desea llegar, es decir, que es lo que se desea realizar, la experta invita a plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las fortalezas?
  • ¿Cómo se puede aprovechar y potenciar cada fortaleza?
  • ¿Cuáles son las áreas de mejora?
  • ¿Cómo se puede mejorar cada área, corregir, buscar alternativas de acción para realizar mejoras pertinentes?
  • ¿Cuáles son los retos?
  • ¿Cuáles son las estrategias que se aplicarán para superar cada reto?
  • ¿Cómo se pueden identificar las oportunidades?
  • ¿Qué ventaja se puede sacar de las oportunidades que se visualizan?

Para el éxito de este plan, es necesario realizar un seguimiento constante de las acciones o estrategias propuestas y detectar posibles inconsistencias o causas que se produzcan en el proceso y así poder realizar los ajustes necesarios.

El coaching ontológico se basa en una concepción del ser humano, de cómo él construye su realidad y el mundo. No parte del supuesto de que la persona tiene algún tipo de patología; sino que se trata de encarar experiencias de aprendizajes profundos en aquellas áreas en donde las personas sienten que se atascan, o que no son capaces de cumplir sus aspiraciones, sus sueños, en cuestiones que le son fundamentales.

 

 

Heilyn Gomez

Editora de contenido digital de la Revista EKA. Periodista. Asesora de comunicación y estudiante de derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: