Estilo de VidaSaludSer eficiente podría depender de sus horas de sueño, según la OMS

Dormir no solo es un placer, sino una necesidad del organismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que la falta de un buen descanso y en cantidad adecuada repercute directamente sobre el bienestar de una persona, lo que podría influir directamente en la eficiencia diaria. La OMS recomienda dormir al menos unas 7 horas por día, en las mismas horas. En el caso de los niños, sobre todo en edad escolar, requieren una...
Heilyn Gomez7 días ago4235 min

Dormir no solo es un placer, sino una necesidad del organismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que la falta de un buen descanso y en cantidad adecuada repercute directamente sobre el bienestar de una persona, lo que podría influir directamente en la eficiencia diaria.

La OMS recomienda dormir al menos unas 7 horas por día, en las mismas horas. En el caso de los niños, sobre todo en edad escolar, requieren una cantidad mayor, de entre 10 a 12 horas de sueño diario ininterrumpido.

Cuando el sueño es deficiente se altera el funcionamiento general del organismo. Los ojos y todo el sentido de la vista se ven comprometidos, con una hipersensibilidad a la luz y a otros factores.

Cuando se duerme adecuadamente en cantidad y calidad, se le permite al cerebro procesar y eliminar toda esta tóxica acumulación de sufrimiento inútil. Por lo tanto, uno de los mejores métodos antiestrés es dormir a profundidad y descansar cómo mínimo entre 7 y 8 horas todos los días sin excusa ni pretexto, acostándose siempre a una hora razonable.

Otros de los problemas que acarrea no dormir las horas necesarias es que la reacción refleja se enlentece, la capacidad de concentración disminuye notablemente, el cuerpo se siente cansado y agotado.

Estrategias conductuales que ayudaran a tener un sueño reparador:

  • Si es posible, realice actividad física todos los días a la mañana o a primera hora de la tarde, favorecerá para lograr un descanso ininterrumpido durante la noche.
  • Apagar los aparatos electrónicos antes de acostarse.
  • Intente ir a dormir y despertarse todos los días a la misma hora.
  • Evite ingerir alimentos que le den sueño y comidas pesadas durante el día.
  • Tener cuidado con el consumo de café y alcohol.
  • Evite las siestas después de las 3 p.m.
  • Evite la nicotina por completo.
  • Haga que su dormitorio sea cómodo, esté oscuro, tranquilo y que no esté demasiado cálido, ni muy frío.
  • Siga una rutina que le ayude a relajarse antes de dormir (por ejemplo, leer o escuchar música).
  • No repose en la cama despierto. Si no puede quedarse dormido después de 20 minutos, haga algo tranquilizante hasta que tenga sueño, como leer o escuchar música suave.
  • Consulte a un médico si continúa teniendo problemas para dormir.

 

Heilyn Gomez

Editora de contenido digital de la Revista EKA. Periodista. Asesora de comunicación y estudiante de derecho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: